Guía para iniciar el monitoreo en redes sociales

Guía para iniciar el monitoreo en redes sociales

Realizar un monitoreo en las redes sociales es un proceso mucho más complejo de lo que se imagina. No se trata solamente de abrir Scup y empezar a registrar tus búsquedas. Para obtener resultados efectivos, es necesario pensar, analizar y probar todo antes de poner manos a la obra. Por eso, hemos creado una guía para ayudar a los principiantes y respaldar el trabajo de los más experimentados.

1. Aprenda la lógica de las búsquedas en los principales servicios

Entender cómo realizar las búsquedas en los distintos servicios es primordial. ¿Sabías que puedes usar la palabra «OR» para separar dos palabras clave y buscar ambas palabras en una búsqueda única en Twitter? ¿Sabías que esa misma lógica no funciona en BackType? Pues entonces conocer estos mecanismos es primordial para armar tus búsquedas de manera eficaz y eficiente.

En breve tendremos aquí una guía completa de la lógica de las búsquedas de cada uno de los principales servicios sociales. Tambien tenemos una guía para entender cómo funcionan las búsquedas en las principales redes sociales.

2. Haz un relevamiento de las palabras claves

Releva las palabras claves relacionadas con tu marca, productos, mercado. Todo. Es muy común que esta lista sea muy extensa para que, en los próximos pasos, filtremos algunas de ellas.

Tomemos como ejemplo la marca Nike.  Una lista razonable de palabras clave abarcaría:

- Palabras institucionales: Nike

- Productos: nike air, air max, cortez, nike dunk, windrunner, the eugene, etc. (y decenas de otras más)

- Palabras de la competencia: adidas, puma, etc.

- Palabras de mercado: zapatillas, camisetas, ropa, deporte, carreras, etc. (y decenas de otras más)

- Palabras en general relacionadas con la marca (en el caso de eventos, patrocinios y otros): Evento Ar!, Nike ID, Neymar, etc. (y decenas de otras más)

El resultado esperado de esta etapa es una lista larga de palabras separadas en las categorías anteriores.

3. Define tu estrategia de monitoreo

A partir de las palabras claves, empiezas a tener una noción clara de todo lo que se puede monitorear. Ahora se necesita organizarlo.  Para empezar, la mejor manera es crear varios monitoreos separados, para que cada uno arroje un tipo de análisis. El consejo general es: organiza tus monitoreos de manera que no se mezclen datos de tu marca con datos de la competencia y del mercado. Además, la separación nos ayuda a entender los costos de cada uno y adaptarnos a la realidad de los recursos con que contamos.

Para empezar el proceso, es interesante conocer algunos tipos estándar de monitoreo:

- Monitoreo institucional de marca y productos

En este tipo de monitoreo se utilizan palabras claves para marca y productos. El objetivo en este caso es entender qué se dice de tu marca, empresa y productos. En muchos casos también es aplicable el empleo de palabras claves de otros elementos vinculados con la marca, como eventos patrocinados. Aquí no entran palabras relacionadas con la competencia y el mercado en general. Detalle importante: según el tamaño y alcance de la marca y los productos, puede ser interesante separar un monitoreo para cada producto o uno general para marca y productos juntos.

- Monitoreo de la competencia

En este tipo de monitoreo se utilizan palabras claves relacionadas con la competencia. Lo más importante en este caso es seguir la misma lógica del monitoreo creado para la marca propia. Las mismas búsquedas, en las mismas redes y productos semejantes para que sea posible una comparación equivalente.

- Monitoreo del mercado

En este tipo de monitoreo se utilizan palabras claves relacionadas con el mercado. El objetivo es realizar algún tipo de investigación de mercado, identificar tendencias o alcance de determinados términos y la manera en que evolucionan en el tiempo.

De hecho, el objetivo aquí es tener un mapa de cuáles serán los monitoreos y qué palabras claves están asociadas a cada uno de ellos. Ese es el resultado esperado de esta etapa.

4. Refina, arma y prueba tus palabras claves

Se trata de una parte esencial del proceso que incluye:

- Relevamiento de las variaciones de las palabras claves relevantes, resultados de errores de tecleo, pronunciación ambigua o seudónimos.

- Armado de las búsquedas que se harán en cada red social, utilizando las reglas de cada una de ellas. En esta etapa es primordial conocer cómo funciona la lógica de cada una para entender qué palabras claves se pueden agrupar en la misma búsqueda y así sucesivamente.

Ejemplos:

Búsqueda 1: nike air OR shox OR dunk (en Twitter)

Búsqueda 2: nike air OR nike shox OR nike dunk (en Google Blog Search)

 

- Pruebas de cada una de las búsquedas en cada una de las redes sociales.

El resultado esperado de esta etapa es la lista de monitoreos, ahora con las palabras claves ya definidas como búsquedas en cada una de las redes, además de una previsión de números de resultados en cada una de las búsquedas.

 

5. Arma la estrategia de clasificación y etiquetado

Es muy importante un trabajo constante de clasificación (positiva, negativa, neutra) y etiquetado. Solamente con este tipo de información es posible realmente traer información estratégica al final de un monitoreo. Las preguntas que debes ser capaz de responder después de esta etapa son:

- ¿Cuáles serán las etiquetas utilizadas para clasificar las citas en mi monitoreo? Por ej.: "crítica, comparación, elogio espontáneo, producto A, producto B"

- ¿Cuál es el criterio para clasificación y etiquetado? ¿Cómo voy a considerar una cita como positiva/neutra/negativa?

- ¿Clasificaré todas las publicaciones o trabajaré con una muestra?

 

6. Configura los monitoreos en Scup

Este es el paso final. Configurar tus monitoreos y las respectivas búsquedas en Scup. Mucha gente empieza por esta etapa, pero se trata solo de la etapa final.

 

 

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

Comentarios